sábado, 12 de noviembre de 2011

EL SALVATAJE DE ACULEO.

¿PANTANO DE ACULEO? (La S egunda. 2011-11-02)

Contaminacion , Sequia y " Desarrollo" Amenazan a la Laguna.
Un pantano.
En eso podría llegar a convertirse la laguna de Aculeo.
Así lo temen, al menos, los vecinos del acuífero de 12 km {+2} , ubicado a sólo 70 kilómetros al sur de Santiago y que es destino habitual de quienes gustan de los deportes acuáticos (como el kayak, navegación a vela o el esquí acuático) o visitan cada verano las áreas de camping, pesca y paseos a caballo.
Es que Aculeo está sufriendo una persistente baja del nivel de sus aguas a lo largo del tiempo.
Según datos de la Dirección General de Aguas, en los últimos cinco años el nivel promedio de la laguna se ha mantenido en 7,5 metros.
En septiembre llegó a 7,4 metros y para marzo se espera que el nivel esté en torno a los 6,5 metros.
Según el municipio de Paine, en la última década los niveles habían superado los 10 metros, por lo que la actual situación les preocupa aún más.
La principal razón es que la laguna se nutre principalmente de aguas lluvia, especialmente escasas este año. También ha influido el hecho de que tiene muy pocos afluentes. Los más importantes son sólo dos: el estero Las Cabras y Santa Marta (también llamado Pintué).
El abogado Alejandro Vivanco posee un terreno a orillas de la laguna desde hace dos décadas.
Actualmente forma parte de una agrupación de propietarios llamada "Ecoaculeo", que busca alertar sobre los problemas del sector.
Asegura que la escasez de precipitaciones ha hecho que "el agua esté unos dos metros más baja de lo normal para esta época".
El desarrollo inmobiliario es otro factor que atenta contra Aculeo.
La tala de árboles ha disminuido la regulación de la temperatura del entorno, aumentando la indeseada evaporación de las aguas.Según Vivanco, incluso hay propietarios ribereños que han ampliado su terreno a costa del lago, aprovechando la poca agua e incluso rellenando el suelo para construir encima.
Hay casas sin sistema para tratar las aguas servidasNo es todo. Una inspección realizada en junio pasado por organismos públicos, como la seremi metropolitana de Medio Ambiente, constató importantes niveles de contaminación y eutrofización (crecimiento exagerado de algas, que impide que la luz llegue al fondo marino) de las aguas, aparentemente causadas por desechos de actividad agrícola de la zona y de las propiedades ribereñas, muchas de las cuales no cuentan con un sistema adecuado de tratamiento de aguas servidas.
El alcalde de Paine, Diego Vergara, dice que alrededor del 50% de las viviendas de la zona de Aculeo no cuenta con permisos de recepción final de aguas servidas.
Es decir, "nadie sabe cómo son los sistemas que están usando".
En ocasiones el trámite de regularización no es cumplido para evitar el costo económico. "Por esta razón -anuncia- en 2012 realizaremos una fuerte fiscalización. Inspectores llegarán hasta las casas para que obtengan los permisos necesarios y finalmente no sean foco de contaminación para un sitio tan importante como éste".Anunció el jefe comunal que está evaluando hacer un estudio de calidad de las aguas para poder saber exactamente qué fuentes están afectando la laguna.
Es que en la inspección que se realizó a mediados de este año, también se constataron altas concentraciones de aceite y grasas, que según el seremi de Medio Ambiente, José Ignacio Pinochet, podrían corresponder a un vertido de origen industrial. La situación está siendo investigada por el OS-5 (el departamento forestal y de medio ambiente de Carabineros) y la fiscalía local de San Bernardo.
No se descarta, asimismo, que el uso intensivo de lanchas en la laguna pueda incidir en la contaminación. Lamentablemente, la Armada sólo está presente de manera ocasional para fiscalizarlas, ya que la laguna no es navegable de acuerdo a la ley.

"Ornitorrinco legal"
Ante este escenario, el Ministerio de Medio Ambiente ha estado trabajando en conjunto con la Municipalidad de Paine una ordenanza municipal para regular el desarrollo inmobiliario, la modificación de las riberas del lago, la tala de árboles y cualquier otra actividad que pueda interferir en el ecosistema.
No será fácil. El alcalde Vergara dice "es una laguna natural, que debería ser pública, pero está inscrita como tranque de regadío de la Hacienda de Aculeo.
Y como la ordenanza municipal tiene competencia sobre los bienes nacionales de uso público, hay cierta dificultad para reglamentarla", explica el edil.
Y no duda en calificar la situación como un "ornitorrinco legal".Además, señala, "hay un conflicto, porque el sector turístico quiere que se mantengan altos los niveles de agua de la laguna. Y los agricultores quieren regar sus cultivos"."De no tomar medidas urgentes en la laguna, se convertirá en un pantano", advierte el concejal de Paine Nicolás Mena, quien junto al presidente de la agrupación Maipo Contigo, Marcelo Drago, y el comité Pro Defensa Laguna de Aculeo, organizaron una caminata hace algunas semanas para llamar la atención sobre los problemas que afectan a la laguna.A su juicio, una solución radical sería declarar la reserva de agua como santuario de la naturaleza, con lo que quedaría bajo el alero del Ministerio de Medio Ambiente.Hay fundamentos: el lago se ubica en plena cuenca de Aculeo, sector en el que se encuentra la reserva natural privada Altos de Cantillana, única en el mundo por la riqueza de su biodiversidad.
Allí es posible encontrar especies nativas como el romerillo, la avellanita, el peumo, el quillay, roble, garzas y diferentes tipos de patos, entre otras especies de flora y fauna."La laguna está cada vez peor porque la autoridad no interviene, no sé por qué no nos dan la hora. En Rapel, en cambio, se creó un comité con autoridades y vecinos para llegar a alguna solución", reclama Alejandro Vivanco.
Y recalca Mena: "Se requiere llamar la atención de las autoridades para que este lugar único en nuestro país no sea sólo un bonito recuerdo".
Checho Hirane: "No se entiende cómo no toman medidas"El humorista Checho Hirane tiene una casa en la laguna, donde -cuenta- disfruta de la tranquilidad y el contacto con la naturaleza. "Uno vive muy acelerado el día a día, por eso este lugar se ha convertido en mi refugio que me permite conectarme con mi interior", relata. Incluso, ha tomado como costumbre pasar todas las navidades junto a su familia en Aculeo.
Según su experiencia, "Hacía tiempo que no llegaba a estar tan baja la laguna.
Como se trata de un lugar de esparcimiento tan cercano a Santiago y fácil para que vengan las personas, uno piensa que debería mantenerse en buenas condiciones. Mucha gente veranea aquí, uno no entiende cómo no se toman medidas", reclama.
(Publicado el 2 nov 2011, Diario La Segunda).

PBC/2011-11-05:
Hay que estar atento a la situación que se denuncia en el texto de más abajo, pero ella no es tan grave: la actual baja de nivel de las aguas de la Laguna de Aculeo es algo serio pero no estamos en presencia de una tragedia destinada a convertirse en un gran pantano.
Veamos:
Como originalmente era una laguna, que en tiempos históricos (siglo XIX) se amplió (de allí que se registró como tranque por parte de la hacienda que era de la familia de Nicolás Mena), es muy posible que lo que esté ocurriendo con Aculeo sea un movimiento hidrológico de retorno a su equilibrio geológico, esto es, que se esté "des-tranquizando", o sea, que esté volviendo a retomar las dimensiones naturales que tenía antes de ser intervenida artificialmente como si fuera un tranque.
De ser así, son previsibles algunas consecuencias:
- algunas áreas actualmente cubiertas por las aguas, sobre todo al extremo poniente de su ribera, van a quedar descubiertas y convertidas en lodazal, ante lo cual la política municipal debiera convertirlas en un parque público para que no se construya nada allí, pues cuando vengan inviernos lluviosos esas áreas se inundarán nuevamente;
- legalmente, desde el momento en que Aculeo deje de ser un tranque (cuyas riberas por lo tanto son de propiedad privada) y vuelva a ser una laguna (y por lo tanto, como en todo río o lago o litoral del país, las riberas son bienes nacionales de uso público administrados por las respectivas municipalidades), tendrán que establecerse cuales serán las vías de acceso público a la laguna, cosa que ahora -precisamente por estar entolada como un simple tranque- no es posible.

PEDRO BANOVIEZ COMINETTI.


carta publicada en La Segunda:
Jueves 03 de Noviembre de 2011
MIGUEL LETELIER VALDÉS:Laguna de Aculeo

Señor Director:

Siendo uno de los más antiguos habitantes de la zona de la laguna de Aculeo, considero tener los suficientes conocimientos sobre los problemas que la aquejan, los cuales fueron vaticinados en un artículo mío aparecido en La Segunda el 15 de noviembre de 2000. Salvo las sequías, todo lo demás ha sido producido por el hombre. Era absolutamente previsible que una cuenca con un ecosistema cerrado, que depende exclusivamente de las lluvias invernales, intervenido severamente mediante descarga de aguas servidas, tala de vegetación nativa sin tasa ni medida en laderas y quebradas, lanchas ruidosas y contaminantes que ahuyentan y destruyen nidos de pájaros acuáticos, intervenciones imprudentes en su desagüe para mantener niveles cómodos para el uso de embarcaciones y muelles, etc., haya llegado a un extremo tal, que hoy sólo se escuchan lamentaciones ya un poco tardías.

Por otra parte, es falso que la sequía sea tal que constituya un factor relevante. Me recuerdo de las grandes sequías en que se iba a caballo o en auto a las islas. Por algo, el antiguo dueño de la Hacienda Aculeo, el ingeniero Miguel Letelier Espínola, construyó pircas que se internaban en el agua para separar potreros, cuyos restos aún se pueden apreciar. Hasta tal punto el nivel del agua subía y bajaba, que las bombas de regadío instaladas en 1911 -que fueron el primer regadío mecánico construido en Chile- previeron estas oscilaciones y se tomaron todas las precauciones para que dicho regadío no se interrumpiese. Es decir, se respetó el sistema natural, que funcionaba a la perfección.

La solución hoy escapa a las posibilidades de la Municipalidad de Paine. Y tiene razón el alcalde cuando dice que la situación legal de la laguna es un "ornitorrinco". Es privada, pero no funciona como tal; el Estado no quiere esta papa caliente en sus manos; los agricultores quieren tener -y con toda razón -suficiente agua para el riego de sus cultivos; los campings reclaman un nivel más bajo, etc.

Es de esperar que las "normas", "directivas" o "reglamentos" que se dicten sean efectivos y que no sean ajenos al fondo del asunto. Sea como fuere, habrá que preparase para este verano, pues lo que veremos en abril de 2012 puede llegar a ser dramático para todos los que no conocen la historia de la laguna. Sin embargo, es muy posible que, si la pluviometría se normaliza, las cosas vuelvan a su cauce, al menos por un tiempo.

Miguel Letelier Valdés



PBC/2011-11-07:
La carta de Miguel Letelier Valdés que se transcribe precedentemente corrobora en parte la conjetura que hacía en mi comentario anterior en el sentido que el factor cíclico de las sequías tiene una incidencia directa en las grandes oscilaciones en la cantidad de la masa acuática de la Laguna de Aculeo, pero omite olimpicamente el papel de su familia en la intervención de la laguna original hasta transformarla en un gran tranque.

Este caracter híbrido, dual, de Aculeo, el ser una laguna-tranque, la hace peculiar tanto hidrológica como legalmente hablando.
Lo que aporta Miguel Letelier en su carta nos lleva a pensar en que tal vez no estemos en
presencia de un movimiento de retorno a las dimensiones originales de la laguna (como yo planteaba hipoteticamente), sino que a una oscilación cíclica entre esa dimensión lacustre original (en que se podía ir a pie hasta las dos islas) y su dimensión máxima como un gran tranque.

Ya sea en uno u otro escenario, no se puede abordar a Aculeo solo como una mera laguna o como un mero tranque, sino en su doble caracter. Y eso implica necesariamente que se establezca la porción de Aculeo que se debe considerar como laguna y por lo tanto como bien nacional de uso público administrado por la Municipalidad de Paine, al cual se debe acceder por varias vías transitables por cualquier persona.
Solamente la parte anegada, o sea la porción ampliada, puede ser considerada como un tranque y ser objeto de propiedad privada, y a través de las cuales se deben establecer las vías de acceso a lo que es propiamente laguna.
PEDRO BANOVIEZ COMINETTI.


SE INICIARON LAS INSPECCIONES CONJUNTAS:

La mañana de este viernes 11 de noviembre de 2011, numerosas entidades relacionadas con el ámbito medioambiental se reunieron en nuestra comuna de Paine para llevar a cabo una fiscalización y medición de los niveles de la laguna de Aculeo.

Dirigidos por el SEREMI de Medio Ambiente, José Ignacio Pinochet, y el alcalde Diego Vergara, las entidades que formaron parte de la actividad fueron la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SiSS), la Dirección General de Aguas (DGA), la SEREMI de Salud y de Obras Públicas, la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), el OS-5 de Carabineros y el MOP, junto a las direcciones municipales de Ambiente y de Inspección.

Las fiscalizaciones por parte de los entes gubernamentales se han venido haciendo desde junio y, en esta oportunidad, se centraron en temas como la situación de los campings adyacentes a la laguna, la emisión de descargas, el estado y calidad del agua, entre otras.

El SEREMI de Medio Ambiente enfatizó que el tema ambiental es importante para el gobierno y que, en ese sentido, se ha venido desarrollando una serie de fiscalizaciones y toma de muestras del agua de la laguna –de la cual ésta es la tercera- y que se repetirá en enero y marzo de 2012, con el fin de monitorear la evolución de sus aguas.

Por su parte, el alcalde Vergara informó que muchos de los problemas que hoy afectan a la laguna, aparte de la sequía que se ha venido arrastrando ya por tres años, es que algunos predios no están regularizados en cuanto a la recepción final (que acata todas las normas de la legislación chilena) o al derecho de aguas, y que por esto tampoco se sabe a ciencia cierta qué tipo de desechos se están botando a la laguna.

Una de las medidas que Vergara sugirió para encaminar la limpieza de las aguas es la creación de una ley que prohíba, para los cursos de agua metropolitanos, la existencia de vehículos con motores mixtos, que producen como residuo aceite que cae al agua y que, por concepto de acumulación y la cantidad de lanchas y motos de agua que existen, contaminan en gran medida.

Posterior a la actividad, el alcalde y parte del equipo municipal se dirigieron a algunos sectores aledaños a la laguna –como Piedra Molino- para informar de la nueva fiscalización que la municipalidad y los entes encargados realizarán desde enero de 2012.